Polenta con hongos salteados

La polenta es un plato italiano a base de harina de maíz u otro cereal, y agua, que gracias a su sabor neutro puede combinarse de las mil maneras, y puede constituir un delicioso plato único o una perfecta guarnición. Solo necesitarás imaginación, fuerza en tu brazo y un poco de paciencia para prepararla. Pero no te desanimes que es una receta muy fácil de hacer y su resultado te encantará.

Breve historia de la polenta

Sus orígenes son muy antiguos. Los babilonios, los asirios (Mesopotamia) y los egipcios, en la antigüedad preparaban una especie de polenta con harina de centeno. Más adelante, en la antigua Roma se hablará del puls, y luego del pulmentum, que se realizaba con harina de espelta (farro) y otros granos. En los escritos de Plinio “el Viejo”, el puls será definido como “el primer alimento del antiguo Lacio”.

Los diferentes tipos de harina en la elaboración de la pasta

De Anna Olio e Peperoncino

No será sino hasta el siglo XVI, con la llegada del maíz a Europa, traído desde el continente americano, que la polenta adoptará la apariencia y textura clásica, el color dorado y el inconfundible sabor con el que se le conoce hoy en día, convirtiéndose en un plato de muy bajo costo al alcance de muchos.

Polenta: un plato versátil

La polenta es uno de los platos más versátiles que se conozcan, y existen muchos modos de prepararla según la zona de proveniencia, ya sea del norte o del centro de Italia. Sin embargo, su uso y consumo se han extendido a casi toda la península italiana y hoy día, es un plato muy común también en el sur.

Puede ser un excelente acompañamiento para carnes preparadas en guisos y que contengan mucha salsa, así como para degustar quesos suaves; con legumbres, o con queso y mantequilla, queda muy rica. Si a su preparación le agregamos leche y queso, se origina la más famosa y conocida: la polenta taragna.

Una especial mención ex necesaria para la polenta blanca: un plato típico de Polesine y las áreas de Padua, el interior veneciano y la provincia de Treviso, se prepara con harina de maíz perla blanca, precisamente de color blanco.

En fin, puedes servirla frita o con un buen ragú, con chorizo o con queso fundido… como tú lo prefieras.

Nuestra receta: con hongos salteados

En esta oportunidad la he querido presentar con hongos salteados (funghi trifolati) y créeme que así quedará deliciosa. La idea es que sientas que estás viajando a una verdadera trattoria italiana sin salir de tu casa.

Acompáñame a prepararla…

Ingredientes

  • 500 g. de harina para polenta (en este caso utilicé la de tipo instantánea)
  • 400 g. de hongos mixtos (o los de tu preferencia)
  • 2 litros de agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Ajo, perejil, sal y pimienta al gusto

AO&P

19 Comentarios Agrega el tuyo

  1. mp_dc dice:

    Me encanta tu blog! Gastronomía e historia, una magnífica y ‘rica’ combinación !! Saludos!

    Me gusta

    1. Nos hace muy felices saber que te gusta nuestro trabajo… Muchas gracias!!!

      Me gusta

  2. Fabulosa receta! Enhorabuena al equipo AO&P.

    Le gusta a 1 persona

    1. Saludos amigo… y muchas gracias por tu comentario!

      Me gusta

  3. Que rica la polenta. La hacia mi madre y hace mucho que no la cato. Esta versión con hongos la tengo que probar…Un saludo

    Me gusta

    1. Cuando la hagas, cuéntanos cómo te quedó. Muchas gracias!!!

      Me gusta

  4. MaKiNoTa dice:

    Pintaza!! 😋

    Me gusta

      1. MaKiNoTa dice:

        No hay de que.
        Intentaré recrear esa receta.

        Le gusta a 1 persona

  5. ¡Qué interesante y apetitoso! Me ha gustado mucho el contexto histórico del plato.

    Le gusta a 1 persona

    1. Cuando se conoce la historia de un plato, de una receta, pareciera que al momento de degustarlo uno entrara en otra dimensión. Este blog ha sido un ejercicio muy interesante para mi, desde ese punto de vista. Muchas gracias.

      Me gusta

  6. mp_dc dice:

    Hola Anna, he visto el video (la ‘pinche’ promete…) y quería preguntarte, para dos raciones uso la mitad de polenta? Cocinar solo para una misma es complicado…Me encanta la cocina italiana!! Enhorabuena por hacerlo tan sencillo…Saludos!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola… Me encanta que te haya gustado. Lo bueno de la polenta es que si haces de más, al día siguiente la puedes cortar en trozos y freír, o simplemente calentarla en la plancha. Pero respondiendo a tu pregunta, claro que sí puedes usar la mitad de los ingredientes para reducir las porciones. Gracias por seguirnos

      Me gusta

      1. mp_dc dice:

        Muchísimas gracias!! A ver qué tal me queda…

        Le gusta a 1 persona

  7. mmm, me sale agua a la boca pensando en esta receta. gracias!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias… quedó muy buena

      Le gusta a 1 persona

Responder a Rebecca Cuningham Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s